El brazo robótico más fuerte de la historia

viernes, 28 de enero de 2011

Un grupo de investigadores alemanes ha creado el brazo robótico más fuerte y resistente de la historia. Capaz de ejercer una fuerza de hasta 30 newtons en la punta de los dedos, el brazo está compuesto por 38 tendones conectados a motores individuales y recubierto por un mecanismo de resortes que le permite absorber y emitir energía sin sufrir daños.
Los fans de «Terminator» saben que un brazo robótico fue el principio del fin para John Connor y el resto de la humanidad. Algo semejante es una ficción, pero el nuevo brazo tiene ciertos parecidos. La máquina se conserva en las oficinas del Instituto de Robótica y Mecatrónica dentro del Centro Aeroespacial Alemán. Esta nueva creación se mueve igual que un brazo humano y es prácticamente indestructible.
Una de las principales diferencias entre esta mano robótica antropomórfica y otras, es que tiene cinco dedos totalmente articulables gracias a 38 tendones, cada uno conectado a un motor individual en el antebrazo. Esto permite, entre otras cosas, que pueda controlar su nivel de rigidez. Además, tiene un ángulo de movimiento de 19 grados y los dedos pueden ejercer una fuerza de hasta 30 newtons, en la punta de los dedos.
Un brazo más resistente
El hecho de poder controlar su dureza también le permite absorber golpes. Así ha sido capaz, por ejemplo, de resistir sin daños los golpes de un bate de béisbol. Su defensa está compuesta por un mecanismo de resortes encargada de recubrir cada uno de los tendones que otorga al brazo más elasticidad, dándole la capacidad de absorber y liberar energía, igual que nuestras manos.
El objetivo de esta creación era hacer manos robóticas duraderas, porque aunque el resto parecen fuertes, están compuestas de materiales rígidos y hasta los golpes más débiles pueden hacerlas pedazos. Y los investigadores no buscan «robots asesinos» que puedan matarse bajando escaleras. Sería demasiado fácil.
Control

Para controlarlo, pueden utilizar tanto un guante con sensores, como simplemente enviarle comandos a través de un ordenador. Y no necesitan especificar si debe tomar un objeto delicado, ya que el sistema lo sabe al medir la elogación de los resortes.
En definitiva, no solo se trata de la mano robótica más fuerte y durable de todas, sino que puede hacer cosas hasta ahora inimaginables como chasquear los dedos o atrapar objetos sin hacerse pedazos.

Con la tecnología de Blogger.