¿Puede Kinect espiarnos para Microsoft?

viernes, 19 de noviembre de 2010


Algunos usuarios de Kinect, el periférico de Microsoft, han mostrado su preocupación al tener no una, sino dos cámaras en su sala de estar, que recogen cada uno de sus movimientos y pueden, de forma inesperada, decir mucho sobre nuestros hábitos domésticos. El temor a que el dispositivo pueda servir como una forma de espionaje para la gran compañía tecnológica comenzó cuando uno de sus representantes explicó en una conferencia que cierta información obtenida por Kinect podría ser utilizada para para orientar mejor sus publicidades. Se armó un lógico revuelo y las quejas y preguntas corrieron por la Red. Finalmente, Microsoft ha lanzado un comunicado en el que aclara que nunca utilizará las cámaras para violar la privacidad de sus clientes, pero lo cierto es que la tecnología permite saber, por ejemplo, quién está en casa. Nadie mira por una mirilla, pero que sepan cosas de uno en la intimidad de su propio hogar te hace cuestionarte tu privacidad. 
 


Desde antes de la salida de Microsoft Kinect, sabíamos que la tecnología estaba compuesta por dos cámaras, una tradicional y otra infrarroja. El aparato utiliza el reconocimiento facial, lo que le permite determinar quién se encuentra en una habitación. Una de las tantas facilidades de Kinect es que reconoce el rostro y el cuerpo de los usuarios, de modo que para iniciar la sesión, solo debes pararte frente a la cámara.
Dennis Durkin, representante de Microsoft, explicó durante la conferencia cómo esta tecnología puede ayudarlos a determinar distintos factores relacionados a la publicidad, como por ejemplo cuántas personas se encuentran en la habitación cuando se muestra una publicidad y cuántas personas se encuentran en la habitación cuando se juega un juego.

La posibilidad de utilizar el reconocimiento facial del dispositivo con ánimos comerciales inquieta a los usuarios e inicia una oleada de quejas en la Red

Muchas personas preocupadas acudieron a internet para mostrar sus inquietudes y Microsoft ha salido al paso con un comunicado de prensa en el que dice que “La Xbox 360 y Xbox LIVE no utilizan ninguna información capturada por Kinect para propósitos publicitarios". Y prosigue: "Microsoft tiene un importante historial de implementar algunas de las mejores medidas de protección de privacidad en la industria. Creemos que es muy importante la protección de la información de nuestros clientes, así también como una experiencia segura".
En todo caso, tampoco es que los empleados de Microsoft puedan ver todos los vídeos, sino que la información de las cámaras puede llegarles en forma de números y estadísticas. Probablemente en uno de esos gráficos circulares con forma de pastel.

Con la tecnología de Blogger.