Ping, muchas críticas y poca utilidad

martes, 7 de septiembre de 2010


El pasado miércoles Steve Jobs volvió a sacar novedades de su chistera: renovación de la gama de iPods renovados, un nuevo iTunes y, lo más llamativo, una red social para compartir gustos musicales.

Bautizado como Ping, este servicio permite a cualquier usuario con una cuenta de iTunes gestionar su perfil y compartir sus gustos musicales. Así los contactos sabrán qué ha comprado cada usuario.
Ping es una red temática que comparte similitudes con Last.fm, una radio social online, y MySpace, la web donde se dieron a conocer grupos como los Arctic Monkeys. Nada más instalar la versión 10 de iTunes ofrece a los usuarios la posibilidad de darse de alta automáticamente.

Sin embargo, no está resultado tan social como desean sus usuarios. En lugar de añadir servicios de terceros, como Facebook, Twitter o el propio servicio de música Spotify, es cerrada, exclusiva, sin posibilidad de interaccionar más allá del propio universo Apple y los poseedores de un iPod o iPhone.

Dos días después de su estrena Ping superaba el millón de usuarios. Al mismo tiempo se multiplican las críticas en la red. Las más insistentes en los blogs especializados tienen que ver con la usabilidad del programa y su lentitud de uso.

Además, del propio hecho de tener que descargar el programa, en lugar de integrarse en el navegador. Mikiane, un blogger francés, estima que Apple llega demasiado tarde al ecosistema de las redes sociales.

Con la tecnología de Blogger.