El Vaticano aclara: confesarse por iPhone no es válido

jueves, 10 de febrero de 2011

Entre el inmenso catálogo de aplicaciones para móviles no podía faltar una para confesarse rapidito y a través del iPhone, se trata de “Confession”, una app que ya ha sido condenada por el Vaticano.
Esta aplicación desarrollada por Little iApps permite al usuario confesar todos sus pecados sin tener que acudir a la Iglesia, desde cualquier parte y por el módico precio de 0,79 euros.
Una vez que el usuario ha descargado “Confession”  debe introducir algunos datos y a partir de ahí la aplicación adopta el papel del sacerdote y va preguntando al fiel sobre sus pecados.
El lanzamiento de esta aplicación podría pasar como una simple anécdota de las muchas que pueblan los catálogos de apps, pero la existencia de “Confession” ha llegado a oídos de la Santa Sede, que no está por la labor de la “confesión vía móvil”.
Así lo ha asegurado el portavoz de Vaticano, Federico Lombardi, aclarando que “el sacramento de la penitencia requiere una relación de diálogo personal entre el penitente y el confesor” y que por tanto “no puede ser sustituido por ninguna aplicación informática”.
Aún así, Lombardi ha admitido que la app puede ser útil para que el usuario prepare la confesión pero que ésta debe hacerse siempre en persona.


Con la tecnología de Blogger.