Apple adelgaza el MacBook

jueves, 21 de octubre de 2010


"Si el MacBook y el iPad tuvieran un hijo, nacería este producto". Así anunció ayer Steve Jobs, consejero delegado de Apple, la principal renovación a la que ha sometido a su gama de portátiles: un nuevo ordenador ultraligero MacBook Air. "Creemos que éste es el futuro de los portátiles", dijo ayer Jobs, en fundado en sus clásicos vaqueros y su clásico jersey de cuello alto negro, en una de sus ya tradicionales conferencias. Además, Jobs aprovechó para anunciar las principales novedades de la octava versión de su sistema operativo, Mac OSX Lion, que se comercializará en verano de 2011.
La nueva computadora de la gama Mac pesa sólo 1,3 kilos. En su parte más gruesa mide 1,7 centímetros y en su parte más delgada, 0,28. Su pantalla viene en dos modelos: 11 y 13 pulgadas. No tiene disco duro al uso, sino que ofrece memoria 'flash', como la de los dispositivos móviles iPhone o iPad, de entre 64 y 156 gigas de almacenamiento. Su batería tiene una autonomía de 30 días y una vida media de siete horas y cinco de navegación constante por Internet de forma inalámbrica. El precio será de entre 999 y 1.599 euros, dependiendo del tamaño de la pantalla y de la capacidad de almacenamiento.
Con esta renovación integral del MacBook Air, Apple irrumpe de nuevo en el campo de los miniportátiles, pensados, más bien, para la navegación por Internet y para aplicaciones sencillas como la consulta de correo electrónico y la edición de textos. La empresa ha tenido en cuenta el diseño de la tableta iPad para incluir muchas de sus propiedades de construcción y diseño en el nuevo portátil. También ha revelado que está creando un nuevo híbrido en el campo del software: una nueva versión de su sistema operativo que será un cruce entre la interfaz del iPhone y la del MacBook.
Desde que lo introdujo en 2001, Apple ha sometido a su sistema operativo Mac OS X a siete remodelaciones, todas con nombre de animal, desde Cheetah a Snow Leopard. Ayer anunció la comercialización de Lion, que llegará en verano de 2011. Es una renovación hecha con el software móvil en mente. A partir de ahora el Mac OS X tendrá aplicaciones, al estilo del iPhone, que se descargarán de una tienda online. Todas funcionarán en pantalla completa. Se podrán organizar en carpetas. Apple ha creado, además, un centro desde el que poder acceder a todas las pantallas en funcionamiento en el ordenador, conocido como Mission Control.

Desde que comenzó a comercializar el iPhone, Apple ha vendido ya más de 7.000 millones de aplicaciones móviles. De este modo, quiere incorporar ese potencial al mercado de los MacBooks (portátiles) y los iMacs (de mesa), que suponen el 33% de sus ventas. Los desarrolladores de software podrán enviar propuestas de aplicaciones a Apple a partir de noviembre y la tienda online para descargarlas estará operativa en tres meses.
Apple presentó además ayer FaceTime. Se trata de un programa que incorpora la capacidad de hacer videollamadas no sólo de móvil a móvil, sino también de ordenador a móvil y de ordenador a ordenador. "Inspirados por las novedades que hemos introducido en el mercado con el iPad y los iPhones, hemos querido llevar todo esto de vuelta al Mac. Por eso hemos querido bautizar a esta conferencia como 'Regreso al Mac'. En realidad es como si le presentáramos el sistema oeprativo Mac OS X al sistema operativo del iPad", dijo Jobs.
Apple presentó también una renovación de su entorno iLife, un conjunto de programas multimedia de edición de vídeo, organización de fotografías, diseño de páginas web, reproducción de DVD y composición de música. La empresa ha añadido algunas mejoras cosméticas a iPhoto, el programa de almacenamiento de imágenes, con localización geográfica de las fotos y diversos visionados de álbumes a pantalla completa. También le ha añadido edición de audio sobre imágenes a iMovie, para que los usuarios puedan diseñar sus videoclips.
Jobs presentó estas novedades dos días después de haber anunciado un volumen de ventas y beneficios inéditos hasta la fecha en la empresa. En el último trimestre del año fiscal 2010, correspondiente a los pasados meses de julio, agosto y septiembre, Apple vendió 14,1 millones de iPhones y 4,1 millones de iPads. Ambos dispositivos móviles superaron con creces a los ordenadores Mac, de los que la empresa vendió 3,89 millones de unidades. Aun así, a cifra de ventas de ordenadores portátiles y de mesa es la mayor que ha registrado Apple en un trimestre final desde que presenta resultados.

Con la tecnología de Blogger.